Logotipo formado por letras en blanco donde se lee el nombre de la arquitecta Lidia Molina

MINIMALISMO CLÁSICO

Cómo diseñar tu propio vestidor

Hoy en día es el sueño de casi todos/as y es una de las estancias más demandadas a la hora de hacer una reforma.
Diseñar tu propio vestidor es una experiencia emocionante que te permitirá crear un espacio que refleje tu personalidad, satisfaga tus necesidades y eleve tu hogar a nuevas alturas de estilo. Aquí te presento una guía paso a paso para ayudarte a diseñar el vestidor de tus sueños:

1. Reflexiona sobre tus necesidades

Antes de empezar, tómate un tiempo para reflexionar sobre tus necesidades específicas. ¿Cuánto espacio necesitas para ropa colgada? ¿Prefieres cajones o estantes abiertos? ¿Requiere espacio para zapatos, accesorios y joyas? Conocer tus necesidades te ayudará a personalizar el diseño de tu vestidor.

2. Define tu estilo minimalista clásico

El minimalismo clásico se caracteriza por líneas limpias, colores neutros y muebles de calidad. Elige un esquema de colores suaves, como blancos, grises, tonos tierra y maderas, para crear un ambiente sereno y elegante.

3. Maximiza el espacio con almacenamiento inteligente

Utiliza armarios para aprovechar al máximo el espacio vertical. Incorpora cajones, estantes y perchas ajustables para adaptarse a tu colección de ropa y accesorios. Elige materiales de alta calidad para garantizar durabilidad y sofisticación.

4. Zonas definidas para cada tipo de artículo

Organiza tu vestidor por zonas para facilitar la búsqueda y mantener el orden. Dedica áreas específicas para ropa colgada, cajones para ropa interior, estantes para accesorios y una sección para zapatos. Esto facilitará la organización y proporcionará un aspecto pulido.

5. Iluminación estratégica

La iluminación es clave en un vestidor. Opta por luces LED suaves y empotradas para iluminar cada rincón. Añade espejos grandes para reflejar la luz y crear la ilusión de un espacio más grande.

6. Elementos decorativos cuidadosamente seleccionados

Añade toques de elegancia con elementos decorativos minimalistas. Piensa en espejos con marcos simples, alfombras suaves y detalles metálicos en tonos neutros. Menos es más en el minimalismo clásico.

8. Mantén la simplicidad

Recuerda, el minimalismo clásico abraza la simplicidad. Evita la sobrecarga visual y opta por piezas de calidad en lugar de cantidad. Cada elemento debe tener un propósito y complementar la armonía del espacio.

Consejo extra:

Siempre, always, sempre, toujours, beti… ¡Mide! Dimensiona tu estancia antes de comprar cualquier mueble.

Diseñar tu propio vestidor es un viaje hacia la creación de un espacio funcional y estéticamente agradable. Con atención a los detalles y una visión clara de tus necesidades, podrás lograr un vestidor que refleje tu estilo de vida y tu amor por el minimalismo clásico. ¡Disfruta del proceso de creación y de tu nuevo espacio exclusivo!

Disfruta también de....

Scroll al inicio